A este hombre le gustan muy gordas, tiene obsesión por los coños gordos y por la carne flácida. Pero conoce a una chica que tal vez esté demasiado gorda. El está encantado, sabe que tiene dos tetas enormes más grandes que su cabeza, pero no tiene en cuenta que le va a costar follarle su coñito, o mejor dicho, su coñazo. Aunque tiene un gran chocho, hay tanta carne a su alrededor que está casi inaccesible. Para poder follársela tiene que apartar la carne de ambos lados hasta que al fin y se ve la puerta abierta para que entre su polla.

Detalles del vídeo

Duración: 22:26
Visualizaciones: 9.512 vistas