La mayoría de las mujeres esperan a su marido en la cocina, es lo que recomiendan las consejeras de matrimonios porque se supone que los hombres solo piensan en comida. Pero esta esposa gordita sabe que su hombre tiene otras necesidades básicas. Él prefiere llegar directo a la alcoba a sacarse la polla para que la rubia le haga una mamada. Ella esta gordita pero sigue siendo muy puta, además sus tetas se pusieron más grande y ha usado para mantener una relación feliz con su hombre. Además tampoco es mucho esfuerzo para ella meterse en la boca.

Detalles del vídeo

Duración: 06:06
Visualizaciones: 2.903 lecturas