Ningún tío debería esperar a que una chica le dijese “vamos, mi coño te está esperando”, básicamente porque a las chicas se les ve rápidamente la pluma cuando quieren follar y si tienes vista es raro que te equivoques: una chica cachonda te dará muchas señales para que le metas tu polla. Esta gorda no sabía lo que hacer para conquistar a su maestro de clases particulares, primero empezó con miradas cómplices y sonrisas tontas, después y en vista de que el tipo no parecía darse por aludido, empezó a restregarle las tetas por todo su cuerpo e incluso se las sacaba dejando ver sus pezones gordos. Al final optó por ir directa al grano y quedarse en braguitas ante la atónita mirada de su profesor. Desde luego tontos no somos los tíos, pero si estás casado y supuestamente quieres a tu mujer, te cuesta mucho ponerle los cuernos porque no es de recibo, ahora, no somos de piedra y cuando te lo ponen tan fácil al final caes en la tentación y le das a esa gran zorra su merecido. Entre tanta grasa y carne este tipo no lo tuvo fácil para encontrar la entrada del coño de su alumna, pero una vez encajó su polla el resto fue coser y cantar y como lo tenía tan depilado y húmedo su polla entraba y salía con una facilidad pasmosa.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 5.019 vistas