Cuando un chico está cachondo casi le da igual los kilos que pueda pesar la mujer que tiene delante. Eso queda claro tras ver este vídeo en el que un muchacho joven se folla a una enorme mujer obesa, que posiblemente sea como cuatro veces el chico. Pero eso no importa, más bien al contrario. Tiene tetas enormes, buena barriga y un coño gordo capaz de engullir cualquier rabo como si fuera un jodido agujero negro. Follarse a una mujer de esas dimensiones a veces puede ser complicado, pero si tienes la polla bien dura no debes preocuparte, algún agujero encontrarás seguro.

Detalles del vídeo

Duración: 06:13
Visualizaciones: 10.800 vistas