Muy pocas veces se puede ver a una mujer con tal obesidad totalmente desnuda y disfrutando del sexo. Ella está muy limitada debido a su sobrepeso, pero hace mucho tiempo que deseaba hacérselo con un hombre negro. Tal vez fuera por el color de la piel (ella era muy blanquita y rubia) o tal vez por el hecho de que casi todos tienen grandes pollas.

La cuestión es que una de sus piernas tenía aproximadamente el mismo volumen corporal que el hombre entero, pero aun así la desnudó, le comió su gordo coño y poco después consiguió meterle la polla tras abrirle las piernas como pudo.

El sonido del hombre chocando contra el cuerpo de la obesa mórbida es casi hipnótico, desde luego el tío pone empeño en satisfacer a la gorda.

Detalles del vídeo

Duración: 24:58
Visualizaciones: 41.607 vistas