La mujer no paro de aumentar de peso y eso no la puso para nada nerviosa, más bien se emocionaba viendo como sumaba cada kilo porque cada vez estaba más cerca de ser lo que siempre quiso ser: una enorme obesa blanca que atrae a muchos hombres negros con muchas ganas de darle una follada interracial. Ahora mismo está a cuatro patas y es clavada brutalmente por una polla negra, es lo que siempre quiso y ahora gracias a su raja caliente y está cumpliendo sus sueños de ser una zorra callejera. Nos alegramos por ella ya que ahora es feliz.

Detalles del vídeo

Duración: 05:15
Visualizaciones: 10.202 lecturas