Los kilos no dejaron de llegar nunca, parece que mientras más comía, mas enorme se ponía y para ella era algo insignificante. Aunque las personas insistían que debía para poder hacer una vida normal, pero parece que ya olvidaron que antes de las modas y esas cosas, tener buena salud era sinónimo de tener mucho peso. Entonces la jovencita obesa vive en su mundo, ella se la pasa gozando de una buena clavada por un macho y mientras haya hombres que se quieran follar su coño, ella no se va a cuestionar su peso. Lo único que quieres es ser follada como cualquier otra chica.

Detalles del vídeo

Duración: 08:07
Visualizaciones: 6.020 lecturas