Trabajar en un despacho puede ser un trabajo muy duro, pero más duro se pone el pene de este tío cuando acude a limpiar esa vieja que trabaja limpiando casas y oficinas. Se trata de una mujer ya anciana que se saca un pequeño sueldo aseando el piso donde este chico tiene su despacho, pero el joven cada vez que entra en su despacho no puede contenerse. Ella ya sabe que entrar allí implica tener sexo con él, por eso al entrar siempre cierra la puerta con seguro.

Se pone a limpiar su mesa y pronto empieza a tocarla y a besarla. Le gustan mayores y gordas, las mujeres veteranas le vuelven loco y la vieja lo sabe. Poco tiempo tarda en desnudarla para poder ver nuevamente sus michelines, sus tetazas y su gordo culo. Solo con verla ya siente como su polla se pone bien dura. En el sofá se folla a la anciana penetrando su peludo coño mientras la señora grita de placer, sin lugar a dudas a ella le encanta su trabajo.

⇓ Descargar Vídeo HD

Detalles del vídeo

Duración: 06:14
Visualizaciones: 75.654 vistas