A muchos hombres les da miedo follar con sus mujeres cuando se quedan embarazadas, lo cual es una tontería. Pero no son pocas las mujeres que tienen mucho más apetito sexual estando preñadas que antes, por lo que algunas tienen que recurrir a algún amiguito para que les de el placer que sus esposos no les proporcionan. Así fue como esta viciosa infiel acudió a un amigo negro, nunca había follado con él, pero ahora iban a hacerlo.

El tío como la mayoría de los negros tenía una polla bastante grande. Lo único que le llamó la atención es que su erección estaba ligeramente desviada, pero una vez dentro de su coño no se enteraría. No tardó mucho en penetrarla, él no tenía miedo alguno y le metió su gran polla totalmente entera dentro de su vagina. Primero a cuatro patas y luego cara a cara (sin aplastar su barriga claro).

Al final era obvio que no iba a volver a preñarla, por lo que el tío se corrió dentro de su coño dejándola chorreando. Para estas cosas están los amigos, para ayudar a sus amigas cuando tienen necesidad.

Detalles del vídeo

Duración: 13:20
Visualizaciones: 109.539 vistas