Desde hace mucho que vive ahí no se había percatado que no hay hombres atractivos que sean sus vecinos. Hasta que de repente mira a ese negro musculoso que cruza la calle y a los segundos se pone muy caliente. Eso le pasa todas las noches que se va de ligue con cualquiera, pero ahora estará en la comodidad de su hogar. Lo mete a su casa y luego que hace que saque su polla para hacerle una mamada, está a piernas abiertas gozando la enorme polla negra dentro de su coño. Pero parece que no fue suficiente para la obesa y ella deja que le folle el culo.

Detalles del vídeo

Duración: 25:00
Visualizaciones: 34.056 lecturas