Un día muy tranquilo en el trabajo y tiene que volver temprano a casa, parece que todo será muy aburrido pero en la casa donde vive, hay cosas que lo esperan pero que no sabe. Entra al cuarto a ver si su hermano está ahí para tomarse algunas cervezas con él y se topa con el enorme culazo de su cuñada negra. Ahí espera a otro pero parece que cualquier polla le sirve. Así que luego de hacerle una mamada y hacer que la polla se le ponga dura, abre las piernas para que le dé una follada. No está bien el incesto pero si ella no dice nada, entonces ya no habrá pecado.

Detalles del vídeo

Duración: 11:06
Visualizaciones: 7.683 lecturas