Siempre supo que algo pasaría, la primera vez que la vio, empezó a recordar de donde era que la conocía, pero luego lo dejo pasar porque pudo haber sido solo un juego de la mente. Pero luego de unos días ella misma le dijo quién era, parece que este tío fue su cliente cuando ella era puta callejera y ahora solo quiere recordar viejos momento cuando aún no era una zorra infiel. Entonces ahora pasan muchas horas al día y este tío tiene el culo de su vecina gorda a cuatro patas y también saltando sobre su polla para poner a gozar su coño caliente.

Detalles del vídeo

Duración: 05:09
Visualizaciones: 6.175 lecturas