Sus amigos se burlan mucho de él porque dicen que puede estar con chica joven y esbelta que lo espere con una comida caliente en la mesa cuando él llega del trabajo. Pero este tío es un poco más listo y prefiere algo más carnal para su vida, ya que la comida la puede comprar en cualquier restaurante. Adora como su vieja gorda lo espera desnuda en la cama y con el coño aceitado para que él la manosee y le meta la polla. Ni siquiera tiene que hablar con ella, solo debe meterle la mano en la raja y luego darle una follada hasta correrse para irse a dormir.

Detalles del vídeo

Duración: 04:46
Visualizaciones: 3.285 lecturas