Ella era lo que se conoce como un talento sobreestimado. En todos sus trabajos era relegada a la fotocopiadora y su autoestima estaba muy baja porque no se sentía valorada. Pero en su nuevo trabajo ella decide dar un paso proactivo y se folla a su jefe. En ese momento el hombre la quiere todos los días metida en su oficina para que le esté chupando la polla todo el tiempo. Eso hace que la rellenita se sienta necesaria en la empresa y la pone muy feliz. Su coño también está contento, todo los días tiene una verga dentro dándole placer y es el sueño de toda mujer.

Detalles del vídeo

Duración: 08:52
Visualizaciones: 6.341 lecturas