Dos mujeres divorciadas que se han hecho amigas para apoyarse entre ellas, eso no es nada extraño porque es algo que siempre hacen las mujeres. Además estas tienen muchas cosas en común, una de ellas es que ambas fueron sorprendidas siendo infieles, aun así pudieron sacar una pensión y ahora no necesitan trabajar más. También les gusta darse gusto con un hombre negro, adora una gran polla negra y siempre se llevan algún tío de la calle a sus casas para hacer un trio de sexo. Ambas se comen su polla y hacen que se follen sus coños.

Detalles del vídeo

Duración: 25:34
Visualizaciones: 10.228 lecturas