En casa las cosas cambiaron cuando el padre salió a comprar unas cervezas y no volvió… ¡hace 10 años! Así que ahora el chaval es el hombre de la casa y debe hacerse cargo de las tareas que corresponden al macho. Sacar la basura y todo eso… pero también tiene la contraparte. Porque las dos gordas que viven con él, son muy agradecidas. Su madre y su hermana, aunque están subidas de peso, son unas buenas zorras y darle follada como regalo de navidad es lo que hace todos los años. Cualquier día puede meterle la polla en la boca a ambas también, solo que este día es especial.

Detalles del vídeo

Duración: 08:47
Visualizaciones: 1.848 lecturas