La casa del barrio es muy cómoda en muchos sentidos, además no se paga impuesto por vivir en la zona más disfuncional de la ciudad. Además las mujeres son más putas que la mayoría. Una de las razones que este tío negro tiene de no mudarse es que cuando tiene a su mujer chupándole la verga, siempre entra “casualmente” una de sus amigas y se une para hacer un trio bien ardiente. Termina follándose a dos rellenitas culonas y en la tranquilidad del hogar. Gratis y sin reproches morales. Eso es algo que ninguna otra zona puede ofrecer.

Detalles del vídeo

Duración: 07:51
Visualizaciones: 2.312 lecturas