Mirar la vida por una ventana es lo que hace la mayoría de las personas. Son constantes en ver lo bien que se ve la vida de los demás en las redes sociales, ignoran que es todo mentira y persiguen un sueño que nunca será. Pero estas dos obesas no solo son guapas sino que también son muy ardientes. Ellas no esperan que pase lo que nunca pasara, solo se ocupan de recibir placer en sus coños y eso es algo que pueden palpar. Eso las hace felices: comparten una polla que las hace gozar en un trio y estas sí que están aprovechando el tiempo en esta vida. No tendrán miedo de envejecer.

Detalles del vídeo

Duración: 06:15
Visualizaciones: 7.780 lecturas