Saber divertirse no es cuestión de edad, parece que es cuestión de actitud y las ganas que tenga el cuerpo de cada quien. Parece que está ligado a la juventud pero estas dos maduras con culos gordos demuestran que no tiene nada que ver una cosa con la otra. Porque ellas están viejas pero todavía tienen un coño listo para hacer una fiesta con el vecino. Este, obviamente está dispuesto a follarse a las dos gordas porque son muy calientes y hacen buenas mamadas. Las mujeres enloquecen cuando miran una polla y él no las va a perdonar.

Detalles del vídeo

Duración: 11:00
Visualizaciones: 4.311 lecturas