Una casa grande que está justo al lado de la suya, no tiene idea de quienes viven ahí porque siempre ve que entra un coche lujoso con cristales oscuros. Pero un día de pronto y sin esperarlo, tiene que ir a hacer unas preguntas y luego de tocar la puerta, lo hacen entrar. A los minutos estaba en la sala mirando como las dos gorditas comparten sus coño con él. Se siente un chaval con mucha suerte pero no va a pensar eso mientras su polla esta dura, ahora mismo solo las va a follar y luego tendrá tiempo para filosofar al respecto. Porque eso de pensar no va con una erección.

Detalles del vídeo

Duración: 26:00
Visualizaciones: 2.717 lecturas