Divorciarse para ellas fue todo un proceso muy satisfactorio, como dicta la sociedad, luego de casarse, dejaron secas las cuentas de bancos de los hombres que fueron sus víctimas, y ahora sin temor ni prejuicio, se disponen a disfrutar de sus vidas con el dinero que le sacaron. Por eso viven solas las dos gordas tetonas. Y no es que les falte un macho, pero es que también disfrutan mucho cuando se masturban el coño juntas. Para ellas, eso del sexo es algo que no tiene género, solo les importa sentir placer en la raja y no les importa si es hombre o mujer quien lo proporciona.

Detalles del vídeo

Duración: 21:29
Visualizaciones: 5.213 lecturas