Hacer un trío con dos maduritas culonas y barrigonas es el sueño de cualquiera. Una de ellas es su pareja habitual, la otra es una amiga. Cuando le propusieron al hombre hacerlo él solo pudo sonreir. Le encantaba follar con su pareja, su culo, sus tetas… pero su amiga tenía un cuerpo muy parecido y además el morbo de que apenas se conocían. Se tumbó en el sofá y les dejó hacer, ellas sabían perfectamente que tenían que hacer y como hacerlo para que él se quedara totalmente satisfecho.

Detalles del vídeo

Duración: 06:22
Visualizaciones: 21.566 vistas