Dos mujeres casadas que se dedican todos los días a atender a sus maridos, se ocupan que tengan comida sobre la mesa y ropa limpia para ir siempre presentables al trabajo. Pero el jueves es su día para dedicarse a ellas mismas, darse gustos y no tener responsabilidades. Lo que harían otras seria ir a la peluquería o un masaje. Pero estas dos gordas son muy ardientes y terminan metiendo a los vecinos para su casa para hacer una orgia bien guarra. Son dos negros con pollas grandes que siempre aprovecha cuando son llamados para follarse el coño de las zorras con muchas ganas.

Detalles del vídeo

Duración: 33:44
Visualizaciones: 3.797 lecturas