Sus días dejaron de ser aburridos cuando se convirtió en una mujer madura. Sus hijos se fueron a la universidad y uno de ellos salió muy listo, monto una empresa y ahora paga todos sus gastos. Así que la gordita todos los días lleva jóvenes a su casa para que la follen. Pero dos pollas es poca cosa para ella. Siempre pide una doble penetración de sus amantes y estos, sabiendo la paga no dudan en hacerlo. La zorra madura se mete una en el culo y la otra en el coño. También se las chupa a la vez y luego pide corrida facial para que el día termine bien.

Detalles del vídeo

Duración: 10:00
Visualizaciones: 11.594 lecturas