Engordar un poco no es problema para ella, tal vez la sociedad jugué lo que ella considera curvas y caderas, y aunque su médico este de acuerdo con ella en que no es nada de qué preocuparse, así que ella debe seguir disfrutando de su vida porque único que está mal, es la sociedad con sus prejuicios. Entonces la divina gordita esta todos los días siendo clavada abierta de piernas. Le gusta mucho tener una polla metida dentro del coño y ella no para de gozar mientras cualquier tío que este disponible, le da una follada. Sus grandes tetas ayudan mucho a eso así que tampoco es que sea algo que haya que explicar.

Detalles del vídeo

Duración: 04:58
Visualizaciones: 5.219 lecturas