El sueño erótico de esta chica barrigona siempre ha sido echar compaginar dos de sus grandes placeres, la comida y el sexo. Tal vez lo ideal para ella sería echar un polvo mientras se come una paella pero hasta el momento no ha encontrado ningún tío que acceda a hacerla feliz de ese modo. Hasta ahora la muy zorra se ha tenido que conformar con follar después de opulentas comidas pero quién sabe si algún día podrá estar cabalgando una polla a la vez que se come un muslo de pollo.


Detalles del vídeo

Visualizaciones: 8.977 vistas