Seguro que es el sueño no realizado de la mayoría de los hombres, tener a cuatro grandes mujeres a tu disposición. Y cuando decimos grandes nos referimos por supuesto a unas mujeres obesas mórbidas. Verse rodeado por tanta grasa, por esas enormes tetas y esos 4 culazos hacen que el tío no sepa ni por donde empezar. Finalmente después de disfrutar un rato de ellas comienza a follar, difícil elegir a cual de ellas penetrar primero, pero al final se decide.

Eso si, él disfruta de las gordas, pero las mujeres también de él. Para ellas es un aperitivo, sin embargo se disputan su polla hasta que finalmente acaba corriéndose en la cara de las cuatro zorras.

Detalles del vídeo

Duración: 08:16
Visualizaciones: 46.750 vistas