No le parecía que era una buena opción, un trabajo donde tienes que moverte mucho y agacharte muchas veces al día, no parece que sea bueno para una sirvienta gorda. Pero no quiso ser una especia de persona que discrimina y parece que todo le salió muy bien. Resulto que era una puta con tetas grandes y un culo bien redondo, así que fue buena idea contratarla. Luego de eso ya pudo disfrutar de las mamadas de polla que hace y luego follarse su coño todos los días. Todo eso sin tener que darle propina porque es una jovencita que ama su trabajo.

Detalles del vídeo

Duración: 17:54
Visualizaciones: 7.965 lecturas