Para algunas chicas es difícil, eso de hacer que un chico haga lo que ellas quieren se puede convertir en una ciencia. Pero para una madura como ella que tiene unas tetas tan grandes y un coño bien gordo, es pan comido. La gorda sienta al chaval en la sala y se mete al baño a tomar una ducha de forma que pueda espiarla, luego lo pilla y ya sabe que tiene una follada para su raja asegurada. No es teoría de cuerdas, es simplemente putería nivel gorda madura. Lo demás es abrir las piernas y dejar que se corra luego que le ha dado placer a su chocho.

Detalles del vídeo

Duración: 12:55
Visualizaciones: 2.571 lecturas