Un hombre que trabajar todos los días para que a su mujer no le falte nada, merece una recompensa cuando llega a casa, este siempre espera mínimo poder sentarse en el sofá a ver algo de televisión hasta quedarse dormido. Pero algunos tienen más suerte de la que se espera, como este tío que tiene una gorda negra en su casa que siempre lo recibe con una mamada. Es un esposo afortunado que tiene el gusto de llegar a su hogar a meterle la polla en la boca a su zorra y esta lo hace gustosamente. Parece que le gusta el semen de su marido y se lo traga todo.

Detalles del vídeo

Duración: 05:43
Visualizaciones: 2.378 lecturas