Frente al apartamento donde vive hay un coche viejo y abandonado. Está en su lugar de aparcado y nadie sabe por qué no lo ha mandado a retirar con la municipalidad. Pero lo cierto es que es como el hotel de la gorda, ella tiene buenas tetas y por eso nadie se niega a follarla en el asiento trasero. Siempre sale en el tarde y cualquier incauto que pase por ahí termina dentro del vehículo disfrutando de una mamada de polla de la rubia y luego se puede dar gusto con el coño abuso de la mujer. Eso lo hace todos los días en la tarde porque ella se aburre mucho y tiene que buscar algo que hacer.

Detalles del vídeo

Duración: 24:07
Visualizaciones: 10.158 lecturas