A estas alturas sabréis distinguir de sobra entre una puta profesional y una chica normal y corriente de la calle, las diferencias son considerables y no es muy difícil saber cuales son. Tampoco os voy a pedir que os fijéis en esos pequeños detalles, básicamente porque os va a resulta imposible dejar de mirarle las tetas a esta gorda… Estudiante, muy ardiente, 21 añitos y con ganas de ganar dinero rápido, no os digo más.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 112.942 vistas