Llegar del trabajo y ver que no hay nada en la cocina, puede ser decepcionante. Trabajar solo se justifica si tiene una comida caliente que te espera en casa. No importa que la puedas comprar, el olor de cocina casera es algo que no tiene competencia. Pero este tío no ve nada, y eso no hace que se angustie, porque en la habitación esta la gordita de su mujer esperando para que él este calentado su coño. Una buena lamida por unos minutos y ya ella quiere chuparle la polla. Luego de eso y puede darle una follada y eso es lo que hace todos los días. No está bien alimentando pero si está satisfecho sexualmente que es lo que importa.

Detalles del vídeo

Duración: 09:07
Visualizaciones: 9.290 lecturas