El día termina cuando él llega a casa, luego de estar todo el día trabajando y ganándose la vida ya que ahora no puede solo salir a cazar para llevar al pan a su casa porque hacienda necesita pagarle a los corruptos que hacen vida en esa parte del estado, entonces este tío no más opción que seguir la fila de las ovejas del sistema. Pero cuando llega a casa puede estar un rato calentando el coño gordo de su mujer para follarla. Él sabe que es fea y vieja, pero no le importa póquer un coño siempre será eso y es la única razón que tiene en la vida para seguir. Ya que no le alcanza lo que gana para gastar en putas.

Detalles del vídeo

Duración: 18:58
Visualizaciones: 4.970 lecturas