Salir de su país no fue fácil, vivir toda una vida en un sitio donde apenas llegaba un cartero a caballo y todo lo que podía comer era lo que podía cosechar o recolectar. Aunque las que buscaban un marido cazador tenían mejor suerte, pero ella prefirió mejor emigrar y llego a un país donde había tanta comida que no podía parar de comer. Se volvió una barrigona enorme, una mujer obesa y además descubrió el sexo anal. Ahora vive todos los días gozando una polla en el culo de cualquier tío que quiera darle una follada anal. No le importa quien, solo le importa follar.

Detalles del vídeo

Duración: 08:25
Visualizaciones: 20.286 lecturas