Dejar de comer nunca fue una opción para ella, entiende que es primer paso para empezar a morir lenta y dolorosamente. Así que paso. El gimnasio pinta bien hasta que tienes que pasar mucho tiempo ahí metida para complacer la vista de unos pocos. Cuando la mayoría de los hombres prefieren a una mujer barrigona y con las tetas grandes siempre que se le ponga el coño baboso mientras le penetran el culo. Nada más atractivo que una mujer que disfrute una follada anal. Esta gorda sabe cómo relajar el culo para que cualquier polla le entre con facilidad hasta el fondo.

Detalles del vídeo

Duración: 08:23
Visualizaciones: 8.084 lecturas