En su país se come una vez a la semana con suerte, eso si eres de clase media porque los demás posiblemente tengan que esperar un mes. Es lo que pasa luego que gente con malas intenciones te dice que tiene buenas intenciones y tú le das el poder de dirigir tu país, luego ya no hay marcha atrás. Pero ahora la asiática está en el primer mundo y luego de comer como loca, se puso obesa. Pero eso solo es un símbolo de prosperidad en Asia, así que ella se la pasa follando con un viejo porque está muy feliz y quiere ahora celebrar con una polla dentro del coño para poder tener orgasmos.

Detalles del vídeo

Duración: 08:08
Visualizaciones: 4.566 lecturas