Tal vez creas que el amor es eso que pasa con una música romántica de fondo mientras tu chica perfecta te besa en cámara lenta. Pero no, la verdad es mucho más simple y más olorosa. Porque no hay olor a rosas y mucho menos pieles perfectas: es maquillaje. Y este tío lo sabe, por eso no para de disfrutar su ardiente rellenita. Ella también entiende todo y siempre se viene montando la polla de su marido. Todos los días lo recibe agarrando su polla y luego de una mamada, hace que se acueste en la cama para que ella pueda darle placer a su coño. No se ve glamoroso pero se siente muy bien.

Detalles del vídeo

Duración: 09:03
Visualizaciones: 6.021 lecturas