Parece que a la inversa también funciona. A de ser como muchas cosas que no pensamos que deben ser, pero son tan obvias que jamás las pensamos. Resulta que a las mujeres también le gustan los asiáticos, aunque no es tan simple como en el otro sentido, porque tienen que tener la polla grande y eso no es común; también es cierto que tienen ese fetiche. Pero esta ardiente jovencita gorda no tiene ese problema porque sus grandes tetas le consiguen el macho que ella quiera. Luego de una mamada cualquiera se folla su coño con muchas ganas.

Detalles del vídeo

Duración: 08:34
Visualizaciones: 9.724 lecturas