La cara de felicidad de esta gorda y su sonrisa delataban que estaba deseando que ese tipo le echara un buen polvo, sin duda las chicas que follan poco ven una buena oportunidad de tener sexo en cuanto cualquier chapuzas pisa su casa. Su culo como no podía ser de otra forma estaba receptivo y abierto a que la polla de ese desconocido entrara dentro, por supuesto y puesto a que se la tiró a pelo, la leche tenía que ir íntegramente dentro de su agujero.

Detalles del vídeo

Visualizaciones: 27.448 vistas