Los noventa años son esa edad cuando las personas ya tienen claro que todo vale mierda. Lo que piensen o dejen de pensar de ti es algo que luego que mueras nadie recordara en unos meses. Así que es desperdiciar la vida tratar de ser una persona moralmente aceptable. Pero parece que esta abuela se la toma muy en serio porque se lleva a un jovencito que es amigo de su nieto y en su propia casa está con él. La anciana tiene el coño bien arrugado pero parece que todavía le gusta tener una polla dentro, así que no para de poner cara de cadáver cuando la están follando.

Detalles del vídeo

Duración: 06:13
Visualizaciones: 8.615 lecturas