La crisis económica ha llegado hasta tal punto que tíos como estos dos tienen que ingeniárselas para reducir gastos si quieren seguir teniendo los mismos vicios. Como no están dispuestos a renunciar a ir de putas y no les llega la pasta para contratar una para cada uno, han decidido unir sus fuerzas y contratar a una prostituta gorda que pueda satisfacer a ambos. Nada más ver sus enormes tetas han tenido bien claro que iban a disfrutar como nunca.


Detalles del vídeo

Visualizaciones: 868 lecturas