Nunca se lo habían planteado, pero siempre hay una primera vez para todo. Estas dos chicas, ambas hetero, jugaron a ser lesbianas. Se dejaron llevar y dieron rienda suelta a todos sus deseos no satisfechos. Nadie conoce a una mujer tan bien como otra mujer. Ambas chicas follaron entre ellas y descubrieron que realmente eso les gustaba. Sus dos cuerpos grasientos se rozaban y se daban placer, eran mujeres demasiado pasionales como para conformarse con una simple polla, ellas querían mucho más.

Detalles del vídeo

Duración: 06:03
Visualizaciones: 35.658 vistas