Una mujer puede hacer su vida como quiera, estudiar y hacerse una carrera que le permita ganar su propio dinero y poder derrocharlo en bolsas y calzado. Y es lo hermoso de la modernidad, ahora cada quien es libre de escoger su martirio. Pero esta ama de casa es muy lista, porque ella sabe que es mejor que su marido trabaje para ella y a cambio, ella solo tiene que esperar a que llegue para hacerle una mamada de polla. Igual luego estará gozando mientras es clavada a cuatro patas como una perra. Su coño goza con las folladas que le da y también tiene todo lo que necesita sin trabajar.

Detalles del vídeo

Duración: 07:13
Visualizaciones: 4.535 lecturas