Limpiar la casa y hacer la comida es algo que le gusta mucho hacer. Realmente lo disfruta y no lo ve como algo a lo que esta relegada solo por ser mujer. Ella cree que es importante lo que hace porque gracias a eso las personas de su casa pueden llegar del trabajo a descansar realmente. Pero cuando su marido llega, la ama de casa lo espera a cuatro patas. Para asegurarse que se relaje en su hogar, la obesa esta con su lencería de puta y lista para recibir una follada en su coño. No tiene que ni que hablar su macho, solo sacar su polla y clavársela hasta el fondo.

Detalles del vídeo

Duración: 11:19
Visualizaciones: 12.230 lecturas