El día se hace largo cuando tienes más de 60 años. Algunas personas de esa edad se dedican a molestar las personas con menor edad y otras, se rodean de los mismos para contar historias sobre esos años que ellos creen que fueron de gloria. Pero esta abuela gordita, sabiendo que ya le queda poco tiempo, sale a la calle a buscar un chaval y luego de tomar una ducha, termina follando con él. La tetona se asea bien para mejor un poco todo su cuerpo arrugado y así luego de comerse una polla, metérsela dentro del coño con mucho lubricante porque su raja ya no lubrica mucho.

Detalles del vídeo

Duración: 06:04
Visualizaciones: 2.270 lecturas