En sus tiempos las películas eran en blanco y negro, las fotos también. Eso dejo un vacío que no sabía que tenía hasta que conoció las imágenes y videos a color. Esto abrió un mundo completo para ella y siempre sintió que había nacido unos sesenta años antes. Pero esto es un problema para una abuela gordita que tiene un nieto que además de hacerle fotos, también la tiene gozando como una perra. Le da folladas todos los días y además la pone chuparle la polla. Eso tiene muy contenta a la anciana que siente que está viviendo su segunda o tercera juventud.

Detalles del vídeo

Duración: 06:01
Visualizaciones: 4.671 lecturas