En un momento ella pensó que iba a morir sola, esos chavales que siempre se quejaban de los suéteres que ella tejía, se comportaban como alacranes. Pero nunca esperó que crecieran y maduraran, parece que el tiempo si sirve de algo y no para hacer que una mujer se ponga más vieja cada año. Entonces ahora la abuela disfruta mucho follando con uno de sus nietos cada día. Parece que ahora su coño tiene exceso de placer porque las pollas no le faltan cada día. Y lo mejor es que lo hacen por son buenos con ellas y no es que estén esperando que muera y ella les deja la casa.

Detalles del vídeo

Duración: 06:05
Visualizaciones: 5.813 lecturas