Me despierta muchas mañanas, pero algunas lo hace chupando mi polla. Ya se que esto no es algo normal en una madre, o al menos no debería serlo. Pero sinceramente me encanta despertar con esa sensación, y ella lo sabe.

Suele aprovechar que tengo la polla dura por las mañanas para reclamar su dosis de sexo, ya que desde que mi padre se fue de casa no folla con nadie más, solo conmigo.

A mi su culazo me pone muy cachondo, así que tardo poco en levantarme, desnudarnos, y ponerla a cuatro patas para follármela por detrás. Pero si hay algo que de verdad nos gusta a ambos es el porno anal, es decir, follarle el culo y metérsela por su ano.

Puedo sentir como su coño chorrea en cuanto se la meto por el culo, es algo que a ella le vuelve loca. Eso si, no suelo aguantar mucho, y menos por las mañanas, así que suelo acabar en su cara para empezar bien el día.

Detalles del vídeo

Duración: 05:00
Visualizaciones: 146.323 vistas