Su vida en el colegio no fue tan buena como dicen que seria, se suponen que es la mejor etapa y en la que se hacen más amigos pero para esta chica fue todo lo contrario. Lo peor es que habría sido más feliz sin salir de su casa a perder el tiempo en ese lugar porque además de no aprender nada, en su hogar la pasa mejor porque a la obesa jovencita le gusta mucho follar con su padrastro. Eso hace que su coño obtenga placer todos los días y además mejora su estado de ánimo, se siente deseada y eso es lo que toda zorra quiere: una polla dentro de la raja que la haga gozar.

Detalles del vídeo

Duración: 24:42
Visualizaciones: 9.901 lecturas